Honor a los combatientes constitucionalistas de Monte Plata

Monte Plata tiene el honor de ser uno de los pueblos que aportó su grano de arena a la revolución constitucionalista  del 24 de abril de 1965 con su Comando ubicado en la Fortaleza Ozama, es decir en plena candelá como se dice popularmente.

    Los hombres y mujeres combatientes de Monte Plata comandados por el ex capitán del Ejército Nacional, Bienvenido Méndez jugaron un papel de primer orden en la revuelta bélica que buscaba la vuelta a la constitucionalidad sin elecciones restableciendo en el poder al profesor Juan Bosch que había sido derrocado.

    Los combatientes constitucionalistas de Monte Plata vivieron momentos difíciles durante todo el tiempo que duró la contienda bélica con los “malditos” francotiradores yanquis que se encontraban apostados en las azoteas de los enormes almacenes de granos (silos) de Molinos Dominicanos donde sus blancos pr
eferidos eran los hombres y mujeres que defendían el honor patrio.

    Uno de nuestros compueblanos víctima de estos malditos francotiradores americanos fue nuestro inolvidable Chichí Cañamito quien una noche cualquiera salvó  milagrosamente la vida  porque precisamente al momento del soldado yanquis hacer el disparo a la frente de cañamito este bajó la cabeza quemándole la bala parte del cuero cabelludo.

    Eso provocó la alarma y confusión entre los combatientes constitucionalistas del comando de Monte Plata que salieron despavoridos en busca de un vehículo para llevar a Cañamito al hospital volcándose el jeep en que lo llevaban de emergencia al hospital muriendo el conductor.
    Es así cuando deciden enviarlos a Monte Plata sin percatarse corría el riesgo de ser asesinado por los malditos militares y policías al servicio de los gorilas enclavados en San Isidro bajo la dirección del general bayaguanero Elías Wessin y Wessin en ese entonces jefe del temido Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA).

    El caso es que llegando con Cañamito a Monte Plata tuvieron que volver con él a la zona constitucionalista para evitar que los mataran, tal y como hicieron  con el padre Arturo Mackinnon que el odio cavernícola de los militares de la época lo llevó a la tumba.

    Entre los combatientes constitucionalistas que aportó Monte Plata a la revuelta bélica del 24 de abril del 1965 no puedo dejar de citar aparte de Bienvenido Méndez a Basilio Quino (Munún), el mismo Cañamito, los hermanos Leopoldo y Armando, los hijos de Dominguito, Mauricio Ramírez que formó parte de honorables Hombres Ranas.

    No puedo dejar de mencionar a Guarino, Pilele, Ramón Culebra, Julito Chile, José Peralta, Eligio Adón y7 porque no a Andrés Moreno (Andrés el loco), mi padre Rafael Santamaría que forzosamente tuvo que ir a refugiarse a la zona constitucionalista para evadir la persecución a que fue sometido por ser dirigente del PRD y estar a favor de la vuelta a la constitucionalidad sin elecciones.

    Ah también no puedo dejar de mencionar a al inolvidable Franklyn Carreras (Niño). Bonifacio Aquino (Ninïn), Franncisco Mueses (Frank) Pedro Córdones quienes sirvieron de soporte con las armas en las manos para evitar que las tropas interventoras americanas invadieran la zona constitucionalistas.

    Caramba como dejar de mencionar al inmenso Lalito Ruiz, de Boyá, un verdadero guerrero al igual que los heróicos combatientes que aportó al Comando de Monte Plata la siempre valerosa comunidad de Don Juan.

    Con esto quiero recordar a estos pro hombres y mujeres de Monte Plata, Boyá, Don Juan, Sabana Grande de Boyá, Yamasá y demás comunidades cercanas que hicieron causa común en favor de la revolución constitucionalista del 24 de abril de 1965.
Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.

0 comentarios :