Mi observatorio: Un país de políticos cleptómanos

La  República Dominicana  es un país   en que la mayoría, oigan bien de los hombres y mujeres que incursionan en las actividades políticas son unos cleptómanos que luchan por llegar al poder con la finalidad expresa de poder apropiarse descaradamente de  los recursos del Estado.

Y los ejemplos está ahí latentes de personas de extracción humildes, es decir unos pobres diablos que a través de las actividades política  han llegado a ocupar cargos de importancia en la administración pública y de buena a primera se declaran millonarios.


Es decir,  que acumulan millones de dinero de la noche a la mañana a su paso por la administración pública. Lo que demuestra claramente que son unos  verdaderos cleptómanos que le gusta apropiarse de lo que no es de ellos porque los recursos del Estados son del pueblo.
Nadie, pero absolutamente nadie tiene derecho a tomar en beneficio propio los recursos del pueblo y esos en este país como que no tiene importancia porque el hecho que desde el Estado pretenda proteger a los políticos corruptos es una felonía.

La lucha en contra de la corrupción administrativa debe ser un hecho, no de palabras y a los políticos cleptómanos que le gusta apropiarse de los recursos del Estado, la sociedad debe comenzar a rechazarlos de plano para ver si logramos enderezar a este país.

No es fortuito el hecho de que organismos internacionales de prestigio que luchan en contra de la corrupción coloque  la República Dominicana  en lugres cimeros en el ranking mundial como  uno de los países más más corruptos.

La mala imagen internacional que tiene el país es a causa de  los políticos cleptómanos que van a los puestos a coger lo que no es suyo, es decir disponen abusivamente de los recursos económicos que ponen en sus manos  a administrar y no cumplen correctamente con ese mandato ya que parte importante de los recursos que administran van a parar a sus cuentas de bancos.
No me digan que es una exageración mía llamarles cleptómanos a los políticos que son señalados por el rumor público de haberse hecho millonarios de la noche a la mañana con los recursos del Estado porque esa es una verdad absoluta.

Usted ve con pena a los peledeistas de las bases que han sido relegados a un segundo plano invocando a que los funcionarios del gobierno traten de imitar la figura del profesor Juan Bosch cuya incuestionable honradez y respeto por los recursos del Estado no tienen comparación.

POR LUIS D. SANTAMARIA
El autor es periodista. Reside en Monte Plata.











Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.

0 comentarios :