Más de 53 de cada 100 dominicanos sufren pobreza y pobreza extrema

SANTIAGO. La pobreza secuestró a la población dominicana. Está atrapada.No tiene escapatoria. El 53. 8 por ciento de los dominicanos sufre de pobreza extrema o moderada y el 60 por ciento vive en áreas carenciadas donde los servicios en los hogares son deficientes y de mala calidad. Los datos están contenidos en un informe del Banco Mundial y un estudio del El Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN).

Sin embargo, esa misma población pobre se concentra en las principales cinco provincias y zonas urbanas del país.

El 42 por ciento de los pobres reside en las provincias Santo Domingo, Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal y La Vega.


Según el estudio Calidad de Vida 2012, elaborado por El Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), la población dominicana tiene una pobreza que supera el 50 por ciento.

En ese mismo orden, el Banco Mundial establece en su investigación Cuando la Prosperidad No Es Compartida, 2014, que la pobreza moderada y extrema alcanza la dolorosa cifra de 50, 6 por ciento de los dominicanos.

El informe del Banco Mundial revela que la pobreza moderada es de 40, 4 por ciento y la extrema de 10, 2 por ciento en el territorio nacional, pero si se analiza la pobreza en la zona urbana, los resultados se elevan más.

En la zona rural, en especial la zona Sur, la pobreza revela condiciones alarmantes.

“Estos hogares se localizan, en su mayoría, en casas independientes con bajas condiciones de habitabilidad, ubicadas principalmente en la zona rural, construidas con materiales precarios, aspectos que acentúan la vulnerabilidad de las personas que las habitan”, plantea el estudio Calidad de Vida, que auspició la vicepresidencia de la República.

La investigación destaca el alto nivel de hacinamiento que se manifiesta  en las zonas urbanas y rurales, fundamentalmente en las zonas urbanas.

“En términos de calidad de vida, el hacinamiento es un fenómeno que se manifiesta  fundamentalmente en las zonas urbanas. En aquellas provincias donde existen menos  oportunidades de generar ingresos y que a su vez registran menor densidad poblacional, este indicador presenta niveles más bajos”, afirma.

Los servicios básicos también guardan una estrecha relación con la calidad de vida de los hogares.

La falta de acceso a estos servicios es una de las causas de la mayor vulnerabilidad de  los hogares que conforman las categorías de pobreza extrema y moderada.

Entre estas deficiencias se observa a las fuentes de abastecimiento de agua con mayor probabilidad de contaminación, prácticas no adecuadas de eliminación de desperdicios, servicios sanitarios precarios o nulos y ausencia de un combustible adecuado para cocinar, que afectan considerablemente el bienestar de los hogares y la calidad de vida de las personas que los componen.

Las prácticas no adecuadas de eliminación de la basura están muy vinculadas a las zonas cercanas a ríos, arroyos o cañadas que, a su vez, se encuentran ubicadas en áreas marginadas con limitado acceso a los servicios de recogida de residuos. Estos hogares tienden a ser los que utilizan en mayor medida formas contaminantes de eliminación de desperdicios.

En términos de desarrollo humano se observa una estrecha relación entre los niveles de  alfabetización y las condiciones de vida de la población.

La evaluación general muestra una alta concentración de analfabetismo en los ICV más bajos, mientras que a medida que el nivel socioeconómico es mayor, se observan mejores indicadores educativos.
Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.