La falta de credibilidad de nuestro sistema de justicia

POR LUIS D. SANTAMARIA.

Una de las principales prioridades a que aspiramos la mayoría de  los dominicanos es que el país pueda tener un fuerte y creíble sistema de justicia donde el imperio de la ley permita el ordenamiento jurídico  de nuestra sociedad.

Pero para ello se requiere de voluntad política todos los sectores sociales aporte su granito de arena para lograr que nuestro sistema de justicia pueda recuperar la credibilidad pedida por las malas acciones de algunos pocos magistrados.

Para lograr la credibilidad de nuestro sistema de justicia es necesario la incorporación de los jurados los cuales deberían estar conformado por destacados profesionales del derecho y otras instancias de la  sociedad civil que garantice una sana y creíble impartición de justicia.

 Es por es que insisto en la necesidad de que en nuestro sistema judicial dominicano se instauración  los jurados como forma de erradicar la odiosa práctica en que incurren muchos de nuestros jueces de emitir sentencias benignas y acomodaticias en favor de los imputados.

El autor es periodista. Reside en Monte Plata.

Estas acciones incorrectas en que estarían incurriendo con frecuencias algunos magistrados están desacreditando mucho a la justicia dominicana, por lo que se requieren urgentes correctivos para devolver el respeto y credibilidad a nuestro sistema de justicia.

Tenemos que evitar por todos los medios al alcance que se sigan produciendo sentencias benignas y acomodaticias distorsionadas totalmente de la verdad, ya que se emiten con el único propósito de favorecer a los imputados por amiguismo o índole político.

Es bueno que comencemos desde ya a buscar fórmulas legales que frenen el galopante deterioro de la credibilidad y falta de respeto en que se encuentra inmerso nuestro sistema de justicia, por las malas acciones e irresponsabilidad en que estarían incurriendo de algunos magistrados.
Para nadie es un secreto que el sistema de justicia dominicano ha sido asaltado por un grupo político en particular que hace hasta lo imposible para que en los casos, principalmente por alegados actos de corrupción se impongan las sanciones correspondientes.

Alguien diría que en nuestro sistema de justicia existen los llamados tribunales colegiados constituidos por dos o tres jueces, pero lamentablemente estos nos han servido para nada, ya que la credibilidad va en picada cada día más,

 En el país siguen algunos jueces evacuando sentencias totalmente absurdas y distorsionadas de la verdad,  lo que ha provocado que muchos cuestionen la pulcritud de nuestro sistema de justicia.
No es lo mismo ni es igual un jurado integrado por siete o personas quienes tengan a su cargo el veredicto final de un proceso judicial que un tribunal constituido por dos o tres jueces, con el agravante problema de que pueden ser permeados por la corrupción.
Cuando se decida si algún día se hace,  incluir en nuestro Código Penal el implante del sistema de jurados, entonces podremos comenzar a aspirar a tener un sistema de justicia fuerte,  libre e independiente como aspira la mayoría de los dominicanos.

Un jurado integrado por siete o más personas profesionales del derecho y de la sociedad civil de reconocida solvencia moral escogidos mediante consenso de la mayoría sería parte de la solución a nuestro desacreditado sistema judicial.

Me gustaría conocer las opiniones al respecto de reputados juristas del país para que con sus ponderaciones puedan enriquecer la idea de instaurar en nuestro sistema de justicia el importante sistema de jurados.

Un juez podría equivocarse a la hora de emitir una sentencia, pero siete miembros integrantes de un jurado no, lo que sin lugar a dudas haría  menos vulnerable y más creíble a nuestro sistema de justicia y  así se acabaría con el relajo que estamos viendo en la actualidad.


Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.