Milton Olivo truena contra ​ sistema​ y clase política dominicana

SANTO DOMINGO.- La política en la República Dominicana no es política, es negocio,  afirmó Milton Olivo. Expresó  que las decenas de partidos existentes no son más que estructuras de negocios enfocados en enriquecerse del Presupuesto Nacional, y totalmente divorciadas de todo interés en servir al pueblo y engrandecer la patria, por eso son mudas en cuanto a propuestas y nula en acciones a favor del pueblo.


“La política en la República Dominicana,  lo que es, es un verdadero relajo, que  está destruyendo el futuro de la nación y matando hasta  a nuestros niños. La clase política tradicional se han convertido en los nuevos piratas y corsarios contra el destino de la nación dominicana”.

Dijo que el  eje de la desgracia nacional es el corrupto  Sistema de Justicia actual, porque es transversal.  Expresó que la justicia debe ser devuelta al pueblo. Que mientras la justicia dependa de un funcionario, llámese juez o como se llame, responderá a los  intereses de los que lo nombraron. Por tanto habrá corrupción e impunidad; que es o son los tumores que han podrido esta sociedad. Y tienen a todos en la miseria; incluyendo guardias y policías.

Por eso,  venimos proponiendo –declaró-  la introducción en el Sistema de Justicia de la figura del jurado, como en EEUU.  Para devolver la justicia al pueblo. Para que sean ciudadanos independientes en cada caso, quienes determinen la culpabilidad o inocencia del imputado. No ningún funcionario, como los que han traicionado la sociedad favoreciendo delincuente conocidos.

Ninguno de los supuestos líderes del presente tiene para mi credibilidad, dijo,  porque ninguno está proponiendo transformar el sistema de justicia. Lo que significa es que están comprometido con el mas de lo mismo,   o no entienden la causa del problema; lo que en ambos casos seguirlos es perder el tiempo o condenarse al “mamismo” o más de lo mismo, dijo.

Hizo un llamado a todas las organizaciones, verdaderamente comprometida con los intereses del pueblo; profesionales, asociaciones de productores, Juntas de Vecinos, sindicatos, y a los ciudadanos que están hartos del más de lo mismo a estudiar la propuesta del Partido Quisqueya Potencia –PQP- Y unirnos para  crear una corriente transformadora para rescatar nuestra Quisqueya; que asegure buenos ingresos a todos.

Calificó de positivo las iniciativas del presidente Medina enfocadas en el plan de alfabetización, las visitas sorpresas, los sorteos públicos de las escuelas, la transparencia vía la JAD de los permisos de importación, las estancias escolares, que parece era todo su libreto, dijo.

Pero calificó como un crimen; la impunidad a favor de los que se han robado el estado,  el no rescatar los recursos robados, la indiferencia ante la sobrevaluación de las plantas de carbón, la falta de iniciativa contundente para enfrentar la inseguridad ciudadana y la continuación del grado a grado. Lo que lo descalifica como un posible transformador del sistema actual y por tanto para ser reelecto.

Dijo que tan culpables como los políticos corruptos de los males de la sociedad, son los malos ciudadanos que sabiendo que no sirven, que son ladrones conocidos, le dan vigencia, apoyándoles; convirtiéndose no en victimas, sino en cómplices.

Por último, expresó que con el caso haitiano, el gobierno ha traicionado el pueblo, que es el soberano; que el sentimiento del pueblo era que se regularizara a los antiguos habitantes extranjeros en el país y sus descendientes, pero que se repatriaran a los que nos han invadido últimamente, especialmente a partir de cuándo irresponsablemente,  se abriera la frontera después del terremoto en Haití; y que el gobierno lo que ha hecho es regularizar la invasión con su plan de regularización, creando las condiciones de un futuro conflicto interno.

FUENTE
Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.