Lo que Sura oculta sobre la calificación de Fitch



POR LUIS D. SANTAMARIA
El autor es periodista. Reside en Monte Plata.

Dando saltos de alegría, los ejecutivos de la empresa de seguros Sura
Dominicana, se anda por los medios informativos del país, repartiendo
una nota en la que la calificadora de riesgos Ficth Rating, dice que
tiene calificación A-(dom).

Es su derecho, porque además tiene que promover lo que considera ayuda
a su imagen corporativa. Pero también los clientes tienen derecho a
saber la verdad a profundidad de su compañía de seguros, porque es
ella la que conserva las inversiones en una póliza de seguro, y es con
ella que se crean expectativas de que llegado el momento de una
indemnización, serán pagados los montos correspondientes a daños.

El autor es periodista. Reside en Monte Plata.










Desluce a todo dar, lo que aparte del maquillaje de Ficht, es el
comportamiento con sus clientes de parte de Sura. Hay un caso debatido
en la prensa y pendiente de conclusión en que prácticamente la
aseguradora no ha completado el pago total de una indemnización por un
incendio ocurrido en 2010 y que en los hechos eliminó las
instalaciones del negocio.
Tras cinco años de debates y litigios en los tribunales, más un
embargo preventivo al edificio principal de Sura, esta empresa no le
ha terminado de pagar a un cliente con todo su derecho a ser
indemnizado.

De no haber sido por un financiamiento de un grupo de bancos, el
negocio sencillamente había desaparecido del mercado, porque Sura no
cumplió con su deber de pagar los daños, conforme a la póliza
contratada. Este hecho, como otros que están por debajo de la
alfombra, escondido en tribunales,  no fue tomado en cuenta por Ficht,
o le ocultaron oficialmente el acceso a esa información.
La ley que regula el negocio de los seguros, la 148-02 debe haber sido
violada por Sura en alguna de sus partes. Pero si ello no ha ocurrido,
el fallarle a un cliente si es una violación penalizable y no pagar,
tiene su nombre, quedarse con lo que le corresponde a otro en su
derecho, tiene su nombre y su tipificación en la cultura legal y penal
de la República Dominicana.
De fiesta por su "A(dom)" la compañía de seguros "Sura", en República
Dominicana, es una  empresa que según su calificadora  tiene por reto
revertir los niveles de baja en su fortaleza financiera y de
participación en el mercado.
El informe que es un análisis preparado por los consultores de Fitch
aclara que (.....) "Las calificaciones señaladas fueron solicitadas
por el emisor o en su nombre y, por lo tanto, Fitch ha recibido los
honorarios correspondientes por la prestación de sus servicios de
calificación".

Hace una especie de crítica al modelo expansivo del grupo cuando
expone que "Fitch fundamenta la calificación en la posición adecuada
de liquidez, niveles de apalancamiento en  relación a la operación
actual, la cual sin embargo se ha influenciado por la reducción en
generación interna de capital.

Desde 2012 el perfil de riesgo se ha impactado negativamente por
proyectos de adecuación al grupo, en busca de un modelo de negocio más
conservador que iniciará una etapa nueva de rentabilidad a partir de
2015, según los planes de la compañía.  Finalmente,  la agencia valora
positivamente  las capacidades  adecuadas y amplias  mostradas dentro
de su esquema de reaseguro, lo que se traduce en una exposición
patrimonial  conservadora por evento catastrófico, muy por debajo de
otros pares en este mercado".

A su vez, la calificación incorpora el beneficio de soporte implícito
por parte de su grupo controlador (Grupo de Inversiones Suramericana,
S.A. calificación de riesgo  en ‘BBB-’ Perspectiva  Positiva otorgada
por Fitch). Lo anterior dado que la compañía es catalogada por Fitch
como Importante para su Grupo Controlador. Existe una relevancia
estratégica dentro de la expansión y planes del grupo en  la región,
evidenciada en la estandarización de políticas, procesos de gestión de
riesgo, como negociación en conjunto de los contratos de reaseguro y
las capacidades adquiridas.

Sin embargo expresa que " Desde 2012, prácticas nuevas se ha
incorporado al modelo de negocio de la compañía, con el fin de
adecuarse a los estándares internacionales con que opera el Grupo. Lo
anterior, ha impactado a los indicadores de desempeño y gestión
provocando pérdidas netas. Sin embargo, ya para el cierre de junio
2015 se muestra un cambio importante y, de acuerdo a las metas de la
compañía, la compañía revertiría los resultados deficitarios
alcanzados y daría inicio a una etapa de generación interna de capital
e incremento de rentabilidad a finales de 2015.

Resalta que ha sido por la "Inyección patrimonial por parte del grupo
controlador (lo que) le permitió a la compañía durante 2013 y 2014
afrontar las pérdidas alcanzadas. Sin embargo, tras el resultado
deficitario los niveles de apalancamiento se incrementan levemente por
encima de sus pares relevantes (pasivo a patrimonio hasta 3.8x y el
apalancamiento operativo hasta 2.04x). Fitch espera que en el mediano
plazo se revierta la capacidad para generar capital interno y con una
política conservadora de dividendos, respalde el crecimiento del
negocio trazado.

Los costos operativos netos se han convertido en una carga relevante
en relación al volumen de negocios actual. Esta, junto con el nivel de
siniestralidad, arroja un resultado operativo deficitario (índice
combinado de 110.3%). El presupuesto de 2015, contempla revertir el
nivel alcanzado y operar con una rentabilidad positiva, apoyada
principalmente sobre el resultado técnico.

Al cierre de 2014, los recursos de mayor liquidez representaron 36%
del total de activos; los cuales están limitados por el incremento en
la participación de primas por cobrar, dentro de los mismos. No
obstante, a diciembre de 2014 la compañía presentó indicadores de
liquidez estables, en los que los activos líquidos representan 1.7x
las reservas y obligaciones y de 0.5x sobre el total de pasivos. Fitch
esperaría que  incremente la  generación de capital interno, en el
mediano plazo y favorezca los niveles de liquidez alcanzados.
Por otra parte, Fitch valora positivamente la capacidad amplia que
muestra el contrato catastrófico, cuyo análisis se realiza en base a
estudios conservadores de Pérdida Máxima Probable. La vigencia actual
disminuye significativamente la prioridad del contrato, lo que reduce
drásticamente la máxima exposición a cargo de la compañía hasta 3.5%
del patrimonio por evento. Un nivel muy conservador dentro del mercado
dominicano y que se convierte en una fortaleza para la compañía en un
mercado expuesto altamente.

Cambios positivos  en la calidad crediticia de su grupo controlador y
su capacidad para proveerle soporte, se reflejarían favorablemente
sobre la calificación asignada. Asimismo, la calificación podría
beneficiarse de una evolución significativa y sostenible en su
desempeño, posición de capitalización, liquidez y cobertura de
reservas; lo que en conjunto mejoraría el perfil de riesgo de la
compañía. Por otro lado, la calificación podría disminuir ante un
deterioro en los niveles de siniestralidad y desempeño, que perjudique
a su vez la posición patrimonial y niveles de liquidez de manera
importante, concluye el informe.



Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.