ProCompetencia sigue inactiva por fricciones

La temperatura de las relaciones entre la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (ProCompetencia) y la Comisión de Industria y Comercio y Zonas Francas del Senado, que preside el senador Charles Mariotti, está tan caliente que ha generado fricción entre ambas partes.
La posibilidad de una suspensión del presupuesto que recibe ProCompetencia, en el entendido de que la Ley 42-08 no está en plena implementación, es uno de los temas que más ha afectado la relación entre ambos representantes.
La negativa del senador Mariotti de someter al hemiciclo la terna que el presidente Danilo Medina propuso en julio de 2014 para completar los miembros del Consejo Directivo de ProCompetencia, ha impedido que esta institución a su vez remita al Ejecutivo la terna para que designe por decreto al Director Ejecutivo.

Los informes dan cuenta de que la presidenta de ProCompetencia, Michelle Cohen, y el senador Mariotti apenas se han visto tres veces para tratar estos temas, pero que los encuentros no han sido nada agradables, pues ha habido intercambio de palabras subidas de tono.
El legislador, según la información, estaría molesto con Cohen por la actitud que esta funcionaria ha tomado para lograr que se agilice el proceso de formación del Consejo de ProCompetencia. Sin embargo, todo indica que las diferencias son de ambos lados.
La presidenta de ProCompetencia fue consultada por elDinero para que corroborara las versiones de que hay fricción entre el organismo que ella preside y Mariotti, pero la funcionaria no quiso referirse al tema en específico y solo dijo: “hay suficiente material jurídico analítico que versa sobre la vigencia de las leyes”.

Carece de vigencia
El senador de Monte Plata y presidente de al Comisión de Industria y Comercio del Senado ha informado en varias ocasiones que la Ley 42-08 de Defensa de la Competencia no está en vigencia.
El legislador basa su argumento en el Artículo 67 de la legislación, que establece lo siguiente: “Entrada en vigor de la Ley. La presente ley, entrará en vigor inmediatamente sean nombrados el Consejo Directivo y el Director Ejecutivo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia”. Dado que el Director Ejecutivo de la institución nunca ha sido designado, entonces no se ha cumplido el requisito para darle vigencia.

Con base en ese artículo se entiende que ProCompetencia no debería recibir asignación presupuestaria, la cual este año ronda los RD$141 millones.
elDinero consultó por la vía telefónica al senador Mariotti sobre el particular, pero el legislador sólo se limitó a decir que es preciso esperar a que la comisión senatorial se reúna para decidir sobre el tema de ProCompetencia. “En su momento, cuando nos reunamos en la comisión, ustedes (los medios) sabrán oportunamente lo que decidiremos”, expresó.

Tímidas gestiones
El ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, se ha reunido en varias ocasiones con los miembros de la comisión senatorial, pero hasta ahora no se ha llegado a ningún acuerdo que agilice la designación de los tres miembros cesantes del Consejo Directivo de ProCompetencia.
El Ministerio de Industria y Comercio es en teoría el órgano superior de ProCompetencia, aunque esa entidad es autónoma y descentralizada.

La Ley 42-08 establece que el Consejo Directivo de ProCompetencia debe tener cinco miembro que se eligen de la siguiente manera: el Poder Ejecutivo envía una lista de cinco personas a la Cámara de Diputados para que de ahí escojan a dos que serán designados por un período de cinco años. Otra lista de cinco personas es enviada al Senado por el Poder Ejecutivo para que los legisladores de la Cámara Alta designen a los tres faltantes, pero por un período de dos años.
En abril de 2013 los tres miembros designados por el Senado cesaron en sus funciones y en julio de 2014, el Poder Ejecutivo envió una nueva lista para completarlos, pero la Comisión de Industria y Comercio del Senado, desde ese tiempo, no ha procedido a su designación.
En tanto, ProCompetencia permanece prácticamente infuncional, porque es al Consejo Directivo, que no está completo, que corresponde seleccionar una terna para proponerla al Poder Ejecutivo, a los fines de que designe al Director Ejecutivo de la institución.

La Ley de ProCompetencia le da al Director Ejecutivo prácticamente todas las funciones de ejecución de la institución, por lo que su ausencia impide la operatividad institucional.
Representantes de diversos organismos han solicitado al Senado que complete los miembros faltantes del Consejo Directivo de ProCompetencia para darle operatividad, pero las aparentes diferencias entre el presidente de la comisión senatorial, senador Mariotti, y la presidenta del Consejo de ProCompetencia, Cohen, han provocado la tardanza en el procedimiento pendiente.

DIEGO PETRECOLLA EXHORTA A UNA SOLUCIÓN
Política de Estado. La semana pasada, el experto internacional en materia de competencia, Diego Petrecolla, instó al Estado dominicano a que dé a ProCompetencia los instrumentos necesarios para que pueda ejercer sus labores plenamente y que luego, evalúe si funciona con probidad y eficiencia.
Reveló que desde fuera de República Dominicana, todos están abogando porque haya una agencia de competencia con todas las atribuciones que les corresponden.

“Más que pedirle a la gente, a los empresarios, a los periodistas que presionen, el hecho de que una agencia de competencia funcione tiene que ser el resultado de una política de Estado. Debe haber un convencimiento, desde todo el Estado, de que esta es una herramienta esencial para el funcionamiento de la economía”, enfatizó Petrecolla, quien es economista y asesor del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD).

Dijo que es necesario completar los tres miembros del Consejo Directivo de ProCompetencia para dar paso a la designación del Director Ejecutivo y la vigencia de su reglamento de aplicación.

FUENTE
Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.