Lo que debemos preservar

El Pueblo Dominicano que ha vivido traumáticos episodios entre la tiranía y el experimento democrático y de hecho  se ha estado acostumbrando fácilmente a  la consolidación de sus instituciones. El clima político y las instituciones que funcionen en su propia legalidad, son parte del avance de los pueblos y una vía segura al desarrollo.
POR LUIS D. SANTAMARIA
            El autor es periodista. Reside en Monte Plata.
El presidente Danilo Medina, que ha estado bajo la lupa de la observación popular desde que fue elegido, ha ido creando en la percepción de los dominicanos un clima de confianza en su estilo de gobernar.
Su carácter  personal  y su  accionar, como pocos otros gobernantes han podido lograr, y ha sido por los resultados de sus iniciativas, que sin temor  a exagerar, tienen al ser humano en el centro de la política pública.

El presidente  Medina tiene un paradigma latinoamericano, que goza del aprecio en la región y gran parte del mundo: José -Pepe-Mujica, por su cercanía entre la gente más humilde, por su papel redentor de grupos marginados históricamente.

En lo personal ha dado demostración clara de  su honestidad y la  forma austera con que  administrar  los recursos del Estado y  personales, así como la protección de las propiedades del Pueblo Dominicano.

En medio de los cuestionamientos que hay en el ambiente alrededor de todo el que ha tocado desde el poder los dineros del pueblo, hasta el momento, nadie se ha atrevido a cuestionar  al presidente.
Y es que no es porque lo digamos, ahí están los hechos: Danilo Medina encarna una forma de hacer política transparente, honrada y discreta. La defensa de la gestión moral como herramienta de hacer política, es evidente. El sentimiento del trabajo bien hecho  ha sido reconocido por los ciudadanos
. Estos valores se contraponen en la práctica a la fastuosidad y pomposidad de otros estilos.  Los políticos se afanan en decir y repetir que "el poder es el pueblo". Y ahora, que " el pueblo" se está expresando y diciendo en las encuestas lo que prefiere, entre ellas que se quite el impedimento constitucional para que Medina, su preferido, pueda optar por otro período, ¿Qué vamos a hacer con eso?

Demás está decir que un texto constitucional es una "convención" de las partes, de los actores, y que por consiguiente no es "Palabra de Dios" y puede ser por la misma vía, por convención, modificarse .Los Estados Unidos, llegado el momento, conservan el texto original y le agregan una "enmienda" y no pasa nada extraordinario.

Si persiste el empeño de obstaculizarle al pueblo mantener en el poder al político preferido, el pueblo va a perder. ¿Qué perdería? Una forma directa e gobernar, de acercarse al pueblo. Medina ha creído en el pueblo y en la máxima expresión popular:" el pueblo tiene la razón.

Share on Google Plus

Noti Campos Editor

Noti campos es el primero periódico digital de la provincia Monte Plata, en la República Dominicana. Tenemos como fin inmediato mantener a la población informada del acontecer en toda la provincia y el País.